Imanes “Buckeyballs” una Amenaza para el Tracto Digestivo

Una niña de 3 años de edad, de Oregon, se está recuperando de la ingestión de 37 imanes de alta potencia. Como informa KPTV, después de que ella se comió los imanes, estos formaron un anillo peligroso dentro de su tracto digestivo. A medida que el anillo de imanes se unía, también lo hacían sus intestinos y en este proceso se perforaron partes de su intestino delgado y su estómago. Kelli Bushnell, la madre de Payton Bushnell, dijo que después de ver una radiografía de su hija y al ver un anillo, que ellos inicialmente pensaron que se había tragado una pulsera. Un informe de la Comisión para la Seguridad de Consumidores de Productos en EE.UU. dice que ha habido 22 casos de niños que se tragaron imanes desde el año 2009. The New York Times informó que tragar un solo imán rara vez presenta problemas, pero al tragar incluso dos puede resultar fatal. El gobierno de Canadá ofrece información en un sitio de internet que indica que una vez que alguien ha tragado más de un imán, los imanes pueden viajar a través de los intestinos hasta lograr conectarse. En el camino ellos pueden crear obstrucciones peligrosas e incluso poco a poco rasgar a través de las paredes intestinales. Afortunadamente Payton Bushnell sobrevivió y se espera que se recupere completamente. El Centro para el Control de Enfermedades dice que las lesiones accidentales son la causa principal de muerte de niños entre 1-4 años, superando a las enfermedades, defectos congénitos, infecciones y otras enfermedades juntas. Los accidentes siguen siendo nuestra mayor amenaza hasta cerca de los 24 años. Si usted o un ser querido ha sido lesionado, contacte a los abogados con experiencia de Zneimer & Zneimer P.C. para una consulta de lesión personal gratuita. Los padres de Payton estarán manteniendo un mayor cuidado sobre su hija y dijeron que se han presentado con su historia como una advertencia para otros padres.

Buckeyballs ha publicado un comunicado en su página web
"Buckyballs se entristeció al enterarse de que una niña de 3 años de edad en Oregon se había tragado imanes de alta potencia, pero nos sentimos aliviados de que se espera que se recuperan por completo. Este lamentable incidente enfatiza el hecho de que las buckyballs y Buckycubes son para adultos. No son juguetes y no fueron creados para los niños. Les sugerimos a todos los consumidores que lean y cumplan con las advertencias que ponemos en todos nuestros productos, en nuestra página web y en las tiendas. Por favor, mantenga estos productos fuera de las manos y el alcance de los niños."

A pesar de las advertencias es importante que el consumidor conozca sus derechos legales. Zneimer & Zneimer P.C. le puede ayudar.

Contact Us Free Personal Injury Consultation
Contact Form