Rabia Transmitida por Mordedura de Perro

In English


La rabia puede ser transmitida cuando el virus se introduce por una mordedura o por contacto con las membranas mucosas. Si el perro está rabioso o hay la sospecha de que está rabioso, o si la lesión se localiza en la cara o el cuello, la víctima usualmente recibe inmediatamente la vacuna contra la rabia y la inmunoglobina antirrábica humana (IAH o RIG en inglés). Si los registros veterinarios del perro están disponibles, y se conoce que el animal es sano, el perro puede estar en observación durante 10 días, y la vacuna se puede posponer. No obstante, si el animal presenta síntomas, usualmente a la víctima se le debe aplicar la RIG de inmediato. Si el animal no está disponible para su observación, la persona es usualmente vacunada contra la rabia.

Los primeros síntomas de rabia en los humanos son similares a la gripe, ya que incluyen dolores de cabeza, fiebre, debilidad, y malestar general. También puede existir una sensación de picazón o prurito en el área de la mordedura. En pocos días, el malestar suele progresar a síntomas de disfunción cerebral, ansiedad, confusión, agitación. A medida que la enfermedad progresa, la persona puede experimentar delirio, comportamiento anormal, alucinaciones, e insomnio. El período agudo de la enfermedad normalmente termina después de 2 a 10 días. Una vez que la persona empieza a mostrar signos de la enfermedad, es raro que sobreviva. Hasta la fecha, menos de 10 casos documentados de supervivencia humana por rabia clínica se han reportado, y sólo dos no tuvieron una historia de profilaxis pre o post exposición.

Si usted ha sido lastimado como resultado de la mordedura de un perro, contacte online a los abogados de Zneimer & Zneimer P.C. quienes han procesado numerosos casos relacionados con lesiones por mordedura de perro y otros animales, o llámenos al 773-516-4100 para programar una consulta de lesión personal GRATIS y discutir sus opciones legales.

Contact Us Free Personal Injury Consultation
Contact Form